A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / España invertebrada / Don Facundo y el Estado del Bienestar

Don Facundo y el Estado del Bienestar

De Perro/Flautas, Okupas y Vagos en general

Don Facundo ya peinaba canas y siempre fue un hombre de orden.
A don Facundo a su ya cumplida edad había algo que le consumía y llevaba a la desesperación.

Pero Esperancita, querida, ¿cómo es posible que gentes tan de orden como tú y yo, hayamos traído al mundo a tres hijos que que son la imagen de la izquierda misma?
– ¿Con coleta?
– Si con coleta.
– Hay Facundo de mi alma y de mis pecados…algo muy gordo hemos tenido que hacer y es ahora que el Señor nos castiga.

Don Facundo y señora dieron, a la par que su cariño, todo lo que sus hijos quisieron siempre desde niños.

Facundo querido, decía Esperancita, ¿no será poco esto que les van a traer los Reyes?
-Pero Facundo, cómo no van a ir con las zapatillas Reebookadidasnike  al colegio, si todos los niños las llevan.
-Facundo, por Dios, ve a cambiar esa bici al Carrefour que sólo tiene 16 velocidades y las de sus primos 21.

Era muy sana costumbre hace ya casi medio siglo que durante las vacaciones, la generación de don Facundo se sacase unas perrillas con algún trabajillo ocasional o dando clase de “mates” a algún veraneante que le habían quedado para septiembre.
Incluso Don Facundo llegó a vender -cuando esto se hacía- algunos litros de sangre, por mor de sacar algunas pesetas y no erosionar en demasía la no muy holgada economía familiar.

Pero Facundo, eso era en otros tiempos, ahora nuestros hijos no tienen por qué pasar tales penurias.

llegaron las motos, y llegaron los coches …

– ¿y también la universidad privada?

Claro no les daba la nota ni para ser concejales.

– ¿De festejos y actos populares?
– Ni para eso.

También la privada,

– Pues claro que en la pública hay de todo…y ya se sabe, luego pasa lo que pasa…
– No vamos a privar a los  niños de retozar y tumbarse en los bonitos céspedes de “La Austrohungara Estudios Lmtd”. en el Campus de Villanueva del Piojillo, que es muy moderno y norteamericano.

Don Facundo se resignaba pues ya sabía que la condena de un padre es ser “Padre Proveedor” de la tribu y que de ella es raro y sólo ocasional recibir ningún cariño.
Así las cosas los chicos aprendieron –poco a poco, que la cosa no es moco de pavo– lo que era el “Estado del Bienestar” y la obligación que no sólo su padre tenía de proporcionárselo, sino también ese otro padre que es el Estado, que para eso está… pues no faltaba más.

-¿Pero sin que las criaturitas hicieran nada por su parte?
– Claro si no qué gracia tendría.

Don Facundo nunca creyó que había educado a su prole para Perro Flautas y Vagos en general.

Acerca de Miguel González-Quijano

1951 – Madrid. Licenciado en Ciencias Económicas. Ha desarrollado su carrera profesional en la Consultoría : España, Argentina, Turquía, México. Su interés se centra en todo lo referente a la cultura y especialmente la Historia moderna. Amante de la música clásica, la lectura, la montaña y las motocicletas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *