A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / España invertebrada / Entre pillos anda el juego

Entre pillos anda el juego

Me había prometido a mi mismo dejar tranquilo el tema de los nacionalismos capetovetónicos durante algún tiempo, pero los últimos acontecimientos relacionados con el caso Palau irrumpen en el deseado sosiego.

La constatación de la pillería nacionalista catalana está comenzando a tocar su zenit a pasos agigantados. Las declaraciones de Félix Millet, Jordi Montull o Gemma Montull, simplemente ponen negro sobre blanco de hasta qué punto las comisiones millonarias de CDC por adjudicaciones de obras no son más que una práctica sostenida de una trama de expolio a la sociedad catalana, iniciada por Jordi Pujol con el caso de Banca Catalana, de la que salió indemne con la probable connivencia o dejación del Gobierno socialista de Felipe González. A partir de ahí y con la convicción de una impúdica impunidad, durante más de 30 años la organización mafiosa de la familia Pujol y la financiación ilegal de CDC -el partido de bien de la oligarquía burguesa catalana-, han saqueado las arcas públicas mientras le transmitían a la sociedad no sólo que “Estem fent pais”, sino que, desde el balcón de la Generalitat, se atrevió Pujol a proclamar ante la multitud enfervorecida:

“En adelante de ética y moral hablaremos nosotros. No ellos”.

Por supuesto no es nada nuevo. Desde la denuncia en el Parlament por parte de Maragall “Uds tienen un problema y este problema se llama…el 3%” y la inmediata y amenazante respuesta de Artur Mas, es evidente que el nacionalismo burgués ha ido creando una estructura corrupta para financiarse, tanto como “casta” como a nivel personal. Sólo cuando han visto peligrar su impunidad se han echado en manos del independentismo radical para protegerse. Utilizando el dinero de la corrupción para dividir a los catalanes y tratar de empobrecer a todos los españoles mediante el apoyo a una secesión basada en la manipulación de la historia y la propaganda del ” Espanya ens roba”.

Ya sólo queda que Artur Mas y Francesc Homs nos digan que esto o es todo mentira o “lo organizaron los Voluntarios ” y que ellos no han participado en nada. Nada sorprendente, porque ya Puigdemont se atreve a decir en sede Parlamentaria, con la impudicia que les caracteriza, que PdCat es un partido sin tacha de corrupción. Como si el cambio de denominación no fuese un burdo blanqueo y la pertenencia de los principales capos de la ex-CDC , empezando por Mas, Homs y él mismo, fuera un espejismo.

Y por cierto, ningún periódico, periodista u órgano policial catalán se ha atrevido a denunciar el saqueo y corrupción de toda esta trama. Igual es por aquello de… todo por la causa.

¿Pero acaba aquí, en ex-Convergencia, toda la pillería? ¡Pues ni mucho menos! Todo el manido “Procès” se ha convertido en una manifestación de pillos y pillerías, y esta vez no sólo achacable a los exconvergentes, sino a toda la “colla” independentista de ERC con los que forman JpS, y los chicos de la CUP.

No sólo porque- y perdón, porque da incluso hasta risa, si no nos fuera tanto en ello- han elaborado todo el entramado de “la desconexión” a escondidas, y lo tienen en un cajón bajo siete llaves para evitar que el TC no tenga capacidad de maniobra para impugnarlo, sino que, como buenos pillos, ahora llevan a cabo la reforma del Reglamento del Parlament para aprobar “por sorpresa” y por el procedimiento de lectura, la ley de desconexión. Pasando de la oposición y de cualquier procedimiento democrático. Ya lo dijo Artur Mas, que al Estado había que ganarle la partida con “astucia”, es decir con pillerías. Por eso desde entonces le llaman, Artur “El Astut”.

Y todo esto bajo las continuadas y descaradas manifestaciones del ex-Juez y senador por ERC, Santiago Vidal, de que el Govern, para apuntalar el proceso secesionista, ha estado obteniendo de manera ilícita los datos fiscales de todos los catalanes y está cometiendo otros actos que entran dentro de la ilegalidad para ese fin. ¡Pillines!

De todo este entramado de pillos y pillerías tan sólo queda concluir que, nada hay más español, que un nacionalista catalán.

Acerca de J. Julián Reyes Soriano

Profesional del área de Marketing y de la Comunicación Publicitaria con una extensa experiencia en puestos de alta dirección de Compañías líderes de ambas disciplinas en nuestro país. Licenciado en Ciencias Químicas especialidad en Ingeniería Industrial (Universidad de Valencia). Major, Marketing (Universidad de Berkeley. Cal.). Major ,Finanzas (Escuela Organización Industrial. Madrid).

2 Comentarios

  1. Miguel González-Quijano

    Estimado Julián.

    Le veo a usted muy comedido en la calificación de los hechos.
    Para mi una pillería es robo de arte menor y como ejemplo tenemos toda una extensa muestra en nuestra literatura.

    Lo de Cataluña, alguno dirá que no tiene nombre- pero si que lo tiene y es ROBO- si, ROBO con mayúsculas y sistemático de la mano de unos sinverguenzas que con la patente de Corso de que han disfrutado por mor de PP y PSOE por rellenar vanos de legislatura han saqueado en beneficio y usufructo propio las arcas que con tanto sudor tratamos de llenar entre todos.

    ¿A qué espera la justicia para ajusticiar a estos bandidos? a que prescriban sus delitos para así no sentar a Zapateros Aznares y Gonzálezes en el banquillo como complices por cooperación necesaria?

    Y a los presidentes de las constructoras…..complices necesarios….Joaquín Ayuso de Ferrovial por esos años…..es que acaso no sabía nada, como las tontas florero o ¿como ellas lo hacía por amor?

    Qué asco señor qué asco.

    Hace poco un amigo jacobino me decía que su mayor aspiración era ser ministro de Fomento para ampliar las tapias de los cementerios, pues hoy no hay lugar suficiente para tanto fusilando.

    Yo, sin llegar a tanto me conformaría con que pasasen unos años en cácel con los comunes y sin privilegios, ahí iban a tener que poner en práctica sus métodos de ocultación, sobre todo de sus partes pudendas…en las duchas.

    Con eso me conformo.

  2. J. Julián Reyes Soriano

    Caramba! Miguel, no era mi próposito ser comedido.
    Entiendo que los pillos pueden maquinar para cometer grandes fechorias, como es el caso. En el que el robo, la manipulación, la mentira y la explotación de sentimientos ha sido la parte más obvia..
    Pero también queria denotar ese carácter, tan español por cierto y que detentan a expuertas, para hacer uso de cualquier triquiñuela para conseguir de manera torticera lo que no se puede por medios lícitos. Carácter heredado de lo más profundo de una picaresca atávica que parece que anida también en lo más profundo de su idiosicracia .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *